lunes, 11 de abril de 2011

DANIEL URBAN KILEY pionero del MOVIMIENTO MODERNO DE PAISAJISMO




Arquitecto-Paisajista
Guillermo Chaves Hernández


 DANIEL URBAN KILEY (1912 - 2004)

Dan Kiley desarrolló una carrera exitosa durante más de sesenta años. Fue aclamado como el “decano” de la arquitectura del paisaje norteamericana. Un pionero en el estilo moderno que combinó el funcionalismo del movimiento moderno con los principios del diseño clásico (1). Su trabajo buscaba introducir un nuevo orden humano sobre la tierra, pero dejando que una parte se expresara a través de las formas naturales, lo suyo no era una labor decorativa. Era un maestro que resolvía sus diseños con patrones geométricos únicos, a la vez que tenía la firme creencia de un ser humano como parte de la naturaleza. El arte de Kiley se conceptualizaba como un complemento de la arquitectura. “Luz, espacio y flora son los componentes del contexto de un edificio con los que construía su paisaje.” (2)

Se dice que las mejores de sus obras son engañosamente simples; es posible que así sea ya que los espacios que propone se despliegan como si fueran un “paseo por la naturaleza”. Tanto es así que muchos de sus paisajes propuestos no se tratan como las obras maestras que son. Garrett Eckbo dijo que "El impacto de Kiley en el paisaje mundial es sustancial y memorable…a su manera serena es un verdadero líder".

Dan Kiley – Washington DC

Desgraciadamente algunos de sus diseños se han cambiado tanto sus criterios y su concepto inicial se ha perdido. Sin embargo, su obra es muy consistente y el resultado que hoy podemos observar, después de décadas de madurez, puede ser subvalorado porque no es del tipo que impone los artificios de diseño sobre el paisaje, sino que la huella de su mano es invisible para quien desconoce que hay una idea previa. Anne Raver dice que Kiley reveló en diseños el sentido espiritual de la tierra y que trasladó al observador a través del espacio, creando un sentido de la Infinitud''. Es más conocido por las propuestas que realizó en la posguerra, debido a esto el trabajo de las dos primeras décadas de su carrera tienen poca difusión.



Trabajó en algunas de las comisiones más importantes de los Estados Unidos, ayudando a elevar el nivel de la profesión del diseño del paisaje.
Kiley, nació en Boston, Massachusetts en 1912.  En 1932, comenzó un período de cuatro años de aprendizaje con el arquitecto paisajista Warren Manning, que había sido socio de Frederick Law Olmsted, diseñador del Central Park. Durante este período aprendió los fundamentos de la práctica profesional en oficina y desarrolló un interés especial por el papel de la vegetación en el diseño, lo que le generó su posterior uso, creativo e innovador, de las plantas en el paisaje. En 1936 Kiley entró en el programa de diseño en la Universidad de Harvard.  Entre sus compañeros y amigos estaban Garrett Eckbo y James C. Rose, que también se convirtieron en arquitectos del paisaje de influencia. Durante su estancia en Harvard, Kiley y sus compañeros de clase, Eckbo y Rose, exploraron diseño moderno de paisaje. Kiley aplicó sus innovaciones al diseño, dejando la polémica teórica a Rose y Eckbo. Estos planteamientos que elaboraron juntos los plantearon en tres artículos publicados en Architectural Record entre 1939 y 1940. Kiley abandonó Harvard en 1938 sin graduarse.
En 1947 Kiley  y Eero Saarinen ganaron el concurso de diseño para el Jefferson National Expansion Memorial, conocido como el Arco de St. Louis, un proyecto de alto perfil que lanzó su carrera como arquitecto paisajista.
En 1955, de nuevo con Saarinen, diseñó el aclamado jardín de Miller en Columbus, Indiana. El primero de sus diseños de paisaje esencialmente moderno.  Entre sus otras obras maestras están la Plaza de Trevi, en Dallas, Texas, el Plaza Bank Naciones en Tampa, Florida; Air Force Academy, el  Museo de Oakland, la Independence Mall en Filadelfia y el Museo de Arte de Dallas. Algunas de las obras más conocidas de Kiley incluyen Lincoln Center de Nueva York, la Biblioteca John F. Kennedy en Boston, la National Gallery of Art de Washington, DC, y el Museo de Arte de Dallas.
(Imagen cortesía del IMA)

Se le reconoce a Kiley tanto el dominio y la claridad de la escala monumental (como la encontramos en los jardines barrocos franceses) como la sensibilidad espacial que demostraron los primeros arquitectos en la post-guerra americana.

Entre sus innovaciones se describen el uso preciso de los setos y muros que fue influenciado por el trabajo de arquitecto moderno Ludwig Mies van der Rohe, y la estructuración geométrica rítmica o en grilla de árboles, más parecido al uso de las columnas en la arquitectura. A diferencia de muchos de sus contemporáneos, Kiley nunca escribió, tampoco dedicó tiempo a la enseñanza. Completó más de 900 proyectos, y recibió infinidad de premios.
La Residencia Miller y sus jardines en Columbus, Indiana es una de sus obras que quedaron para la posteridad como un referente de la época. La Casa Miller fue diseñada por Eero Saarinen, con interiores de Alexander Girard, y el diseño del paisaje por el ya nombrado Daniel Kiley. Son un “clásico de la horticultura moderna, sin igual en los Estados Unidos...”  según la revista The Magazine Antiques. La residencia Miller es uno de los ejemplos más reconocidos del los Estados Unidos de la arquitectura y el paisajismo modernista de mediados de siglo. Esta fue una casa privada desde 1955 hasta 2008. Fue realizada para el industrial J. Irwin Miller (1909-2004), famoso por ser uno de los mecenas más importantes del siglo XX de la arquitectura moderna y un modelo de ciudadanía corporativa. "No hay otro precedente en que un solo filántropo haya puesto tanta fe en la arquitectura como un medio para la mejora cívica."(3) La IMA (Indianapolis Museum of Art), con el apoyo financiero de la Fundación Irwin-Sweeney-Miller, y los miembros de la familia Miller, adquirieron la propiedad en 2009 para preservarla y, eventualmente, abrirla al público, probablemente en 2012. En la actualidad es parte del Museo, que cuida los bienes patrimoniales donados por los miembros de la familia Miller, y que incluyen la casa y los jardines junto con muchos de sus muebles originales.

Algunos de los “aposentos” del jardín sirven como galerías de esculturas famosas, una “allée” (avenida con árboles a los lados) de árboles de acacia, canalizan la visual hacia una escultura de Henry Moore, Mujer reclinada drapeada, frente a un seto de hoja oscura. Estos setos también tenían el propósito de contener los puntos de vista dentro de los límites de la propiedad y así evitar líneas de visión hacia los patios de vecinos. "Este es un sitio que vive hacia el interior. En lugar de captar una panorámica de las montañas distantes o el agua, las vistas aquí siguen un plano inferior horizontal, por lo general por debajo de las ramas de los árboles, y rozando las copas de los setos bajos, o a lo largo de la avenida arbolada".



"La familia Miller vendió la mayor parte de la colección de arte en 2008, incluyendo la escultura de Moore que actuaba como el punto focal, dejando una vacante impresionante. Pero se han encontrado fotografías que revelan que un banco de travertino simple que  originalmente estaba en este lugar. El banco, decía, volveré." (4)



http://tclf.org/pioneers/dan-kiley


С - Libre la reproducción de textos completos o partes de él, fotos y gráficos, siempre que se realice sin fines de lucro y se mencione al autor del artículo (o al colaborador).




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada