lunes, 24 de enero de 2011

CEMENTERIO DE LA PUERTA SANTA, FLORENCIA, ITALIA.

Arquitecto Paisajista
Guillermo Chaves Hernández



Foto de Guillermo Chaves


La Protección del Paisaje Urbano tiene por objeto la protección del medio ambiente urbano y su paisaje, y debe ser una tarea en la que deben participar los ciudadanos y sus gobiernos, tanto locales como nacionales. Los Cementerios Patrimoniales son parte del acervo cultural y natural. Son lugares con bienes que deben protegerse y conservarse, ya que fomentan los valores artísticos, históricos, culturales y algunas veces arqueológicos del patrimonio arquitectónico y paisajístico de los pueblos y ciudades.

Sus valores naturales y urbanos son de interés y forman parte de la identidad cultural y sus expresiones sociales, que ponen en evidencia la variedad de sus manifestaciones en distintas épocas y culturas. Una legislación que proteja estos espacios tiene por objeto reafirmar el derecho a la cultura en esos espacios funerarios, y que apoya a los cementerios como espacios patrimoniales. Generalmente estos cementerios cuentan con un particular conjunto de paisajismo, arquitectura y escultura. Es el caso de “El Cimitero delle Porte Sante”.


Foto de Guillermo Chaves

“El Cementerio de la Puerta Santa” (en español) de Florencia es un cementerio monumental ubicado dentro del bastión fortificado de la Basílica de San Miniato al Monte. Este es uno de los sitios más impresionantes de las afueras de Florencia por sus magníficos paisajes y la historia que subyace en sus edificaciones, tumbas, mausoleos y jardines. Está muy cerca caminando de la Piazza Michelangelo; es un cementerio que se encuentra sobre una colina donde encontramos un sitio privilegiado por las hermosas vistas de la ciudad de Florencia. Podemos verlo a los pies de una joya de la arquitectura del llamado protorenacimiento florentino, la Basílica de San Miniato al Monte. “El Cementerio de la Puerta Santa” está a los pies de la Iglesia de San Miniato al Monte,  junto a las escalinatas de la Iglesia. En el descansan los restos de personajes conocidos en Italia, por nombrar algunos: Carlo Collodi, el pintor Pietro Annigoni, los escritores Luigi Ugolini, Giovanni Papini y Vasco Pratolini, el escultor Libero Andreotti y el estadista Giovanni Spadolini.


Foto de Guillermo Chaves

El cementerio se construye en el terreno de una antigua fortaleza del siglo XVI, por eso cuenta con una posición privilegiada en lo alto de los cerros. Cuenta con valiosas esculturas y mausoleos, casi todos neogóticos, Aunque para algunos se aparta de los cánones del estilo neogótico y encaja mejor en el estilo romántico.

La idea de construir un cementerio en las afueras se concreta a finales del siglo XIX. Como proyecto nació cerca de 1837, aunque el cementerio se inauguró once años más tarde, en 1848. El proyecto fue encomendado inicialmente al arquitecto Nicolás Matas (el autor de la fachada de la Basílica de Santa Croce), fue ampliado en 1864 y Mariano Falcini utiliza para tal fin los terrenos de la fortaleza del siglo XVI que se extendía alrededor de la iglesia. El cementerio creció con el desarrollo de la red de carreteras nuevas. Con la apertura de la Avenida de los Cerros y la gran escalera, se crearon nuevas formas de acceso a la basílica, por lo que podemos transitar por preciosos jardines y bosquetes que complementan su paisaje.


Foto de Guillermo Chaves, portal que lleva a las escalinatas que se observan en la siguiente fotografía.

Foto de Guillermo Chaves

Foto de Guillermo Chaves. Paisajismo de los parques y carreteras que tienen acceso a la Basílica y el cementerio.

Según cuenta la historia, el primer mártir de la ciudad de Florencia fue San Miniato. Al parecer era un mercader griego, o un príncipe armenio en su peregrinación a Roma. Llegado a Florencia cerca del año 250 comenzó una vida de ermitaño. Durante la persecución anticristiana del emperador Decio fue decapitado, después de su ejecución se marchó llevando en la mano la cabeza cortada y volvió a su cueva de ermitaño en el Mons Fiorentinus. En este lugar se encontraron sus restos mortales a principios del siglo XI, donde se erige un monasterio benedictino y la basílica dedicada a este santo. No se sabe la fecha exacta de la construcción del templo pero en el suelo de la iglesia figura el año 1207.


Foto de Guillermo Chaves

En 2005, durante el X Seminario Internacional Forum Unesco, se presentó la Declaración de Newcastle, que considera “que los paisajes culturales no solamente son lugares agradables y amenos, sino que también pueden ser lugares de dolor, sufrimiento, muerte, guerra, terapia, reconciliación y recuerdos”. Así mismo, recomienda que los paisajes que representan el dolor humano y la memoria, unidos a los elementos mencionados, “tienen un papel fundamental en la conservación, investigación, comprensión mutua y creación de paz”. (1)
Es una tarea que tenemos que proponernos realizar con verdadero ahínco en nuestro país, y no dejar decaer y deteriorarse más nuestros preciados cementerios patrimoniales.  


“El Cementerio de la Puerta Santa”                             
según el lente de Ricardo Chaves H.



















(1)http://www.reddebibliotecas.org.co/sites/Bibliotecas/Cultura/Paginas/xencuentrocementeriospatrimoniales.aspx


С - Libre la reproducción de textos completos o partes de él, fotos y gráficos, siempre que se realice sin fines de lucro y se mencione al autor del artículo (o al colaborador).

1 comentario:

  1. Preciosas imágenes de este singular cementerio florentino. Enhorabuena.

    ResponderEliminar