domingo, 16 de enero de 2011

Jardines Arts and Crafts (Artes y Oficios) en Norteamérica

Imagen del autor para fines ilustrativos.


El movimiento Arts & Crafts de  Norteamérica estaba íntimamente ligado al movimiento británico y se alineaba con la obra de William Morris. Los ideales británicos fueron difundidos por escrito en Estados Unidos por medio de revistas y periódicos. A través de sociedades se patrocinaron conferencias y programas de la segunda generación de arquitectos-diseñadores del movimiento que incluían a Charles Robert Ashbee (1863-1942), quien recorrió los Estados Unidos, y Francisco Carlos Annesley Voysey (1857-1941), cuya obra fue conocida a través de importantes publicaciones como The Studio.
El movimiento Arts & Crafts tuvo un auge muy exitoso de una corta duración. El aumento de las concentraciones urbanas y lo inevitable del avance de la tecnología presagiaba el final del movimiento. La búsqueda de un ideal de contacto continuo con la naturaleza y las formas de producción de la época medieval fue muy idealista y ya no es un enfoque válido para el devenir que marcaba la época. En la década de 1920, la modernidad de la era de la máquina y la búsqueda de una identidad nacional habían capturado la atención de los diseñadores y los consumidores, poniendo fin la idea de una cultura de lo artesanal defendida por el movimiento Arts and Crafts en América. Su influencia en el hogar y diseño de jardines fue todo lo contrario, mostrando su vigencia aun después de varias décadas. Hay pocos jardines en Gran Bretaña o Estados Unidos que no le deban algo a los ideales de este movimiento.
Mientras que en Gran Bretaña el movimiento estuvo exclusivamente confinado a las clases altas, no fue así en Norteamérica donde ganó muchos adeptos dentro de la extensa clase media. La escala de la mayoría de los jardines Arts and Crafts era (y es) demasiado grande para los propietarios actuales, aunque los conceptos básicos y el detalle se pueden adaptar fácilmente a las pequeñas propiedades. El hecho de que emergiera la nueva profesión de Arquitectura de Paisaje en Norte América alrededor del año 1900 trajo consigo un impacto significativo en el diseño del jardín. A su manera particular, los arquitectos de paisaje incorporaron elementos y conceptos del movimiento Arts & Crafts tales como la relación íntima entre la casa y el jardín.
En Norteamérica el estilo Arts and Crafts tuvo su “aclimatación” o adaptación a la cultura local. Según Judith B. Tankard, en Estados Unidos y Canadá, el movimiento Arts & Crafts reflejó el crisol de nacionalidades de su gente y la diversidad geográfica y de ecosistemas del país. El movimiento de Estados Unidos fue multicéntrico, con varias sociedades que se formaron alrededor del país. Boston, que históricamente estaba vinculado a la cultura Inglesa, fue la primera ciudad que dispuso de una Sociedad Arts and Crafts, fundada en junio de 1897. La Sociedad de “Artes y Oficios” de Chicago inició en la Hull House en octubre de 1897, fue una de las primeras casas para la reforma social. Numerosas sociedades le siguieron en ciudades como Minneapolis y Nueva York, así como en los pueblos rurales, incluyendo Deerfield, Massachusetts.
Las variaciones regionales en el diseño paisaje norteamericano consideraron la variabilidad climática, la ecología y las tradiciones culturales, entre otros aspectos. A lo largo de la Costa Este se reconoció la riqueza de la región de plantas de la pradera, aunque dominó el estilo Neocolonial. A pesar de que los jardines románticos florales estaban pasados de moda todavía eran especialmente populares. Los afloramientos de roca en Maine convocaron a un tratamiento naturalista. La estética de The Prairie School (la Escuela de la Pradera) prevaleció en el Cercano Oeste, con el uso de plantas nativas en configuraciones orgánicas. Los jardines naturalistas y los paisajes informales también reinaron en California, en donde se propugnaba por la idea de la Vida al Aire Libre y la casa de planta baja, tipo bungalow como la ideal del Arts & Crafts. En California, también prosperaron las plantas de clima mediterráneo y desértico durante todo el año. El Pacífico Noroeste, conocido por su amplia variedad de plantas, se encaminó por la influencia japonesa, por su clima es perfecto para una rica paleta de árboles de hoja perenne.




http://www.gamblehouse.org/events/archive.html
Diseño del paisaje de la casa N. Lee Stary en Los Ángeles. 1910
En las primeras décadas del siglo XX, los jardines de estilo japonés se introdujeron en América del Norte. Popularizado por las ferias mundiales y otros eventos comerciales, estos jardines fueron utilizados residencialmente, y adornaban las grandes haciendas de los ricos como los bungalos más humildes de la clase media.

Es decir que la vastedad del territorio y la pluralidad de su gente impulsaron a  adquirir una gran diversidad en la horticultura y el paisajismo. Entre los más renombrados impulsores de estos conceptos están:



Gustav Stickley quién influenció a legiones de propietarios de residencias americanos. Sus consejos eran a menudo coincidentes con los de sus colegas británicos. “Deje que el jardín y la casa fluyan juntos en un todo armonio” aconsejó en las páginas The Craftsman. Gustav Stickley (1858-1942) fue un fabricante de muebles y arquitecto, así como el vocero principal del American Craftsman, descendiente del movimiento Arts and Crafts británico. Recomendó, por ejemplo la pérgola y la terraza como la conexión ideal entre la casa y el espacio al aire libre ya que era especialmente útil para amortiguar y hacer transiciones más agradables, especialmente en áreas suburbanas densas.

Ellen Biddle Shipman (1869 - 1950) una arquitecta de paisaje estadounidense conocida por sus jardines exuberantes y su estilo de plantación. Una vez dijo: "Recuerda que el diseño de sitio es el esqueleto sobre el que luego se planta para componer su imagen. Hay que mantener el esqueleto tan simple como sea posible.”  Ellen Shipman, que se especializó en jardines formales para hogares modestos, era una experta en ligar la casa y el jardín con un plan simple usando expresivamente los arbustos y bordes o camas con flores. Embelleció sus jardines con bancas, pequeñas estructuras y otros ornamentos del jardín.

http://www.gamblehouse.org/nnb/legacy/index.html
Charles Sumner Greene (1868–1957) y Henry Mather Greene (1870–1954), arquitectos californianos que crearon un estilo propio de diseño, muy influenciado por el diseño de Asia, que alcanzó su climax con las casas tipo bungalow, la quintaesencia de la forma Arts and Crafts para la región que se caracteriza por grandes aleros, carpintería articulada, y un plan abierto. Los Greene utilizaron el diseño japonés para elaborar minuciosamente los elementos con planes integrales, que integraban el interior con el exterior.

Beatriz Farrand (1872-1959) combinó hábilmente elementos formales y naturalistas en una serie de cuartos o compartimentos en Dumbarton Oaks, un jardín majestuoso en Washington, D.C., donde recurre a componentes del estilo Arts and Crafts como las secciones formales del jardín cerca de la casa y los jardines silvestres inspirados en Robinson y que barrían en el perímetro montañoso. Sus diseños respondieron tanto a las características específicas del sitio como a los deseos de sus clientes. Farrand fue uno de los once (y única mujer) miembros que fundaron la Sociedad Americana de Arquitectos de Paisaje (ASLA)



Frank Lloyd Wright (1867-1959) genial arquitecto que propone una nueva forma de vida a través de sus entornos completamente diseñados, que abarca la arquitectura y todos los elementos de los interiores. Él marcó el comienzo de un estilo de arquitectura que se conoció como la Escuela de la Pradera con sus las líneas horizontales que refleja el paisaje de la pradera. Wright era ardiente conservacionista, y deploraba la arquitectura que no encajaba confortablemente con sus alrededores.

Jens Jensen (1860-1951), Su acercamiento a la visión paisajista es ecológica pero de una forma fresca y tolerante. Fue uno de los más grandes diseñadores paisajistas y conservacionistas americanos, es considerado el decano del Estilo de Pradera de Arquitectura del Paisaje. Usando siempre las plantas nativas abogó porque los jardines, parques, caminos, patios, y ciudades deberían ser armoniosos con la naturaleza y sus procesos ecológicos.

Arts and Crafts fue un movimiento sólido especialmente por las propuestas de los paisajistas que proponían hacer el mejor uso del sitio, respetando las tradiciones regionales y el uso de materiales locales. También fue un movimiento mucho más amplio y menos elitista que la versión británica, había una casa de estilo artesanal para todos los presupuestos al igual que su jardín. La construcción de estas casas era limpia y con pocos adornos, mostraban un amor de la madera, y la inspiración en la naturaleza. Pérgolas, porches, y terrazas ayudaron a borrar los límites entre la casa y el jardín que la rodeaba. Al igual que en Inglaterra, la integración de la casa con el jardín era el ideal más atesorado y se buscaba un todo balanceado. La estética del paisajismo del movimiento Art and Crafts se puede reinterpretar para los jardineros de hoy, lo que les permite incorporar la simplicidad y la armonía que caracteriza el estilo en sus propios espacios al aire libre.


Pintura de un jardín inglés

Este artículo tiene datos y notas en traducción libre tomadas de:              http://www.oldhousejournal.com/magazine/1523
http://www.craftsman-style.info/homes/

С - Libre la reproducción de textos completos o partes de él, fotos y gráficos, siempre que se realice sin fines de lucro y se mencione al autor del artículo (o al colaborador).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada