martes, 26 de octubre de 2010

Arquitectura paisajista y teoría del color. Resumen de tesis: Justificación.

El verde es el color de la vida, y de la calidad de vida.

El verde es un color reconfortante y que refrezca, no necesita que se le añada más para funcionar. (Parte de un jardín que he diseñado)

La calidad del medio ambiente en el cual viven los seres humanos es un factor de influencia decisiva para su salud física y anímica, Un lugar degradado, feo, con pobreza ambiental no genera nada positivo, ni productivo. Por eso la gente que vive en los precarios sufre de un doble castigo, la de vivir hacinados en lugares maltrechos y la de ver fealdad en cualquier parte de su barrio.  Los parques y jardines son esenciales para nuestro bienestar, tanto social como psicológico. Igual de significativo es la calidad estética de estos espacios sociales. También es importante el contacto regular con el arte, que según estudios de científicos noruegos, no solo tiene un valor estético y recreativo, sino que encierra un valor terapéutico sorprendente: alarga la vida, incide en la salud y mejora el estado físico y mental. (Fonseca, 2005). La profesora Frances Kuo asegura que nuestra conducta cambia si carecemos del contacto con el pasto y los árboles. También se ha comprobado que hay más delitos donde se carece de parques y jardines.   Los investigadores suponen que las áreas verdes tienen un efecto restaurador en nuestra atención voluntaria, que es el tipo de concentración intensa, necesaria para trabajar o estudiar e ignorar las distracciones. (Ackerman, 2006).


Jardín Botánico Wilson en San Vito de Coto Brus, Costa Rica. Foto de Guillermo Chaves.

Tiene que procurarse la estética urbana o como Kevin Lynch le llama, la calidad sensible, que define como las pautas que construyen la calidad que afectan nuestro bienestar inmediato. Debemos promover reacciones sensoriales de aprecio por parte del observador de las áreas públicas. Los parques y jardines son artífices natos de percepciones agradables capaces de generar emociones.   Las cualidades estéticas se pueden potenciar con la incorporación de la vegetación nativa. Muchos de sus beneficios se dan por contribuir a dar cobijo a otras especies que necesitan de sus beneficios, y ver llegar pájaros e insectos es otro aspecto que valoramos porque provoca una experimentación sensorial placentera. Todo esto contribuye profundamente a nuestro bienestar.

El color es un elemento propio del paisaje, en que los pigmentos naturales o artificiales constituyen un referente visual. Su buen uso puede provocar una respuesta similar a cuando estamos en contacto con el arte. Es decir, que es capaz de generar una “tensión crítica” entre los elementos y el observador evocando una respuesta cerebral. De allí la importancia del manejo de valores como la calidad psíquica de los colores, su sensación térmica y otros beneficios como su acústica.  “Las áreas verdes y los parques urbanos son el punto de referencia en la constitución del sentido de pertenencia de la imagen urbana, forma parte del sentido de seguridad y cobijo que se dirigen a promover y crear un sentido de identidad” (Kroneberg, 2008)


El arquitecto paisajista tiene a su disposición muchos de los elementos que, bien manejados, dan a las áreas verdes su expresión y fisonomía. Se puede recurrir a muchos recursos de diseño para establecer armonías y equilibrio, un equilibrio que tiene que mantenerser en el tiempo (difícil su dependemos de la predominancia de la vegetación). Además lograr una escala confortable y proporciones afines a su entorno, entre otros aspectos estéticos.

Bellísimo jardín que puede fotografiar en la cuidad de Brujas en Bélgica y la bella armonización en verdes que contrastan con los materiales duros de pavimentos y paredes.

La tesis se enfocó en estudiar cómo se consiguen crear rasgos de carácter distintivo con el color, como principal objetivo de la investigación y la textura como punto complementario. El color como uno de los elementos básicos de las pautas visuales que determinan cómo se percibe el carácter del paisaje; y la textura, cómo el acuerdo de partículas o partes que constituyen en material, su estructura y composición. Con el color quise dar un mayor énfasis ya que, más que con cualquier otro factor de diseño, “el principio fundamental de orientación es la sensibilidad a lo armónico” (Alba Martínez, 1992).  Con estas razones es que  justifiqué plantear un problema de diseño paisajístico desde la perspectiva del color, como con un lente especial en que nos aventuramos en un nicho especializado del arte. Con la idea de buscar, recopilar y catalogar  los conceptos e instrumentos con los que el paisajista construye sus esquemas de color más consistentes, y que según la experiencia histórica consigue promover reacciones sensoriales de aprecio y de disfrute del paisaje.

Fonseca Clotilde. Mentes creadoras y hábitos de pensamiento. La Nación. 34 A. Opinión, 2005
Ackerman Jennifer, Parques Urbanos, Verdor para el espiritu. National Geografic Octubre del 2006
Kroneberg Igor. Planificación de la imagen urbana. Escuela de Arquitectura de la Universidad de Costa Rica. Pág 8. 2005.
Alba Martinez Ernesto. El color en la arquitectura mexicana. Litoprocess SA. México, Primera edición. 1992.

С - Libre la reproducción de textos completos o partes de él, fotos y gráficos, siempre que se realice sin fines de lucro y se mencione al autor del artículo (o al colaborador).

Otros temas asociados a teorías del color publicadas en este mismo Blog:

El círculo cromático. HERRAMIENTA N°1 PARA EL PAISAJISTA

Contrastes de colores complementarios. HERRAMIENTA N°2  PARA EL PAISAJISTA

Armonías por Contraste. HERRAMIENTA N°3 PARA EL PAISAJISTA.

TOMA DE DECISIONES SOBRE USO DEL COLOR EN PAISAJISMO



La pintura impresionista y su influencia en el uso del color en paisajismo. http://paisajimopueblosyjardines.blogspot.com/2011/06/la-pintura-impresionista-y-su.html

LOS COLORES DE LAS FLORES; Un resultado de la Evolución.



Arquitectura paisajista y teoría del color. Resumen de tesis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada